2.2 “Ya sé todo lo que necesito saber” 

Esta es probablemente una de las falsas creencias más presente entre las personas. En primer lugar hay que recalcar que esta forma de pensar es bastante egoísta y hasta arrogante. Toda persona inteligente sabe que por mucha experiencia que tenga, siempre hay algo más que puede aprender. Una de las características de todo líder es que es un estudiante perpetuo. Un líder siempre está buscando alguna idea nueva, cómo perfeccionar una de sus habilidades, o desarrollar aún más sus virtudes.

Además de que esta manera de pensar – de que ya sabemos todo lo que necesitamos saber – es dañina para nosotros mismos, porque no nos abrimos a nuevos conocimientos, la verdad es que el liderazgo no se trata de saber, sino de ejercer. Déjanos hacerte una pregunta: ¿Cómo aprendiste a caminar? Tú no aprendiste a caminar sabiendo. Tú no aprendiste a caminar aprendiéndote la teoría sobre cómo caminar, o aprendiéndote los conceptos que los expertos en el tema del caminar tenían que ofrecer. ¡Tú aprendiste a caminar porque te pusiste a practicar hasta que pudiste ejercer el caminar! De la misma manera funciona el liderazgo. Un líder no es líder porque sabe todos los conceptos, las claves y ha aprendido las teorías sobre el liderazgo. Un líder es líder porque ejerce las cualidades fundamentales que debe tener un líder. 

<<Regresa al artículo anterior                                                                          Avanza al siguiente artículo>>

<<Regresa a la página de artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *